El mundo de las monedas digitales ya no es sólo Bitcoin

criptocurrencia

Pasado un tiempo de la desaparición de MtGox, el intercambio de bitcoin más grande del mundo,  muchos auguraban una mála época para la criptocurrencia y analizando el impacto de este suceso se puede decir que lo que ha provocado es un aumento de popularidad de la moneda digital.

A medida que el rand se depreció frente a las principales monedas del mundo este año, y el costo de las importaciones se ha incrementado, los inversores con exceso de efectivo estarán buscando oportunidades de inversión alternativas. Bitcoin esta considerada una buena posibilidad para éstos inversores y muchas firmas de capital / riesgo han estado tanteando las inversiones.

Para aquellos que creen invertir en bitcoins es similar a la inversión en inmuebles, bitcoins pueden compararse con una ventaja y no una moneda, lo que los haría atractivo para los inversores a largo plazo con la esperanza de obtener ganancias de su apreciación del capital. Precios de las propiedades no son tan volátiles como los precios de Bitcoin, sin embargo.

Otra alternativa que los inversores han contemplado estos años ha sido comprar lingotes de oro, participaciones en fondos de oro negociados en bolsa, futuros de oro o acciones de empresas de extracción de oro. Aunque no es la volatilidad en el precio del oro, la inversión en oro es a menudo la opción cuando las tasas de interés son bajas y las monedas se deprecian. El interés por el Bitcoin precisamente vino por las similitudes al oro cómo inversión.

En noviembre de 2012, el valor de un bitcoin era alrededor de $ 10 y en el 2013 llego a un pico de casi $ 1300. Tras el suceso de MtGox vino una caida hasta los $ 350 y en los últimos tres meses, el valor ha fluctuado entre los $450 y $650, manteniendose estable en torno a ésta última cifra.

Después de las declaraciones de grandes empresas apostando por la tecnología de Bitcon cómo Expedia, Newegg y Apple las dudas entre la moneda digital más popular se han disipado, volviendo a encarar una senda ascendente.

Bitcoin se están convirtiendo en accesible para las personas a través de otros medios. Cómo método de pago en el comercio online, cajeros automáticos Bitcoin… cada vez más se implementan en todo el mundo. Los clientes pueden intercambiar dinero por bitcoins (y viceversa) y recibirlos a través de un código QR a sus carteras de teléfonos inteligentes u obtener una billetera temporal de papel impreso por el cajero automático. Poco a poco se va consiguiendo el uso de Bitcoin cómo una moneda más en el mercado.

Con la creciente aceptación de pagos bitcoin globalmente, ha habido un crecimiento en aplicaciones móviles bitcoin para facilitar su transferencia y han aparecido pasarelas de pago cómo Bitpay.

Todavía el uso de Bitcoin no ha despegado en algunas zonas cómo África del Sur y otros países de mercados emergentes. Pero BitX, primera plataforma de intercambio-rand-a bitcoin de Sudáfrica, fue fundada a principios del año pasado. Jana, una plataforma móvil que conecta las marcas con los consumidores en los mercados emergentes, realizó una encuesta a 1.800 personas en toda la India, Indonesia, Filipinas, Vietnam, Kenia, Nigeria, Sudáfrica, Brasil y México para determinar las actitudes hacia bitcoins. Aunque no se trata de una gran población de estudio, los resultados fueron para resumir los resultados:

En torno al 87% de los sudafricanos dijeron que no habían oído hablar nunca antes de bitcoin, alrededor del 58% del total de los encuestados dijeron que se sentirían cómodos invirtiendo dinero en moneda virtual; aunque reconocían que Bitcoin les parecía menos seguro que los bancos, más seguro que el mercado de valores y comparable a invertir en propiedades.

Independientemente de su visión personal de bitcoins, que está teniendo lugar a dudas un efecto en el mundo real. La magnitud de este efecto para la información financiera y fiscal aún debe ser considerado. La pregunta es si bitcoins recibirán suficiente aceptación por parte de los gobiernos, los reguladores, entidades y particulares para que sea sostenible.

La crisis MtGox ha ofrecido lecciones para los inversores y reguladores por igual.  Lo que está claro es que hay una necesidad de transparencia y rendición pública de cuentas de las entidades que participan en las transacciones Bitcoin. Las auditorías independientes de estas entidades darán inversionistas cierta seguridad y pueden ayudar a cimentar el futuro de Bitcoins.

Además los inversores, también tantean otras posibilades de inversión dentro del mundo de la criptocurrencia; muchas monedas alternativas han surgido después de Bitcoin, algunas de ella con características interesantes… Todo el mundo quiere participar en la fiebre de la criptocurrencia.